Editorial de Fernando Piera para la Revista Cloud Computing nº 6: Cloud Computing y sus servicios en España

Una breve ojeada a los diversos servicios de Cloud Computing que se pueden encontrar en España en el verano de 2011 es lo que se va a examinar a continuación, ya que lo consideramos de interés para la comunidad de cliente/usuarios de servicios de cloud computing de tipo público.  De las cloud privadas y las cloud hibridas hablaremos en otro momento.

Si los servicios de Cloud Computing, aunque desde el punto de vista teórico no tienen límite en cuanto a contenido, en la práctica los podemos limitar a una relación bastante concreta y especifica, con posibles proveedores para cada uno de los servicios, sin perjuicio de que algunos proveedores puedan suministrar varios de estos servicios.

La necesidad de facilitar un servicio sin solución de continuidad, de extremo a extremo a través de redes, y con conocimiento de las TI, puede llegar a que los proveedores uniéndose entre ellos, sean más creíbles para las empresas, evitando la pretensión de hacer todo uno solo.  Cada tipo de proveedor en el mercado emergente de la nube plantea la necesidad de monitorizar por parte del usuario todos los aspectos de los servicios suministrados en la nube.

Los principales servicios que se pueden obtener de la computación en la nube se refieren esencialmente a la infraestructura de las TI, al software de aplicaciones a utilizar por los usuarios finales, al almacenamiento de datos y a las plataformas de desarrollo de software.  No obstante también existen otros servicios, algunos en plena expansión como la Seguridad como Servicio, pero todavía de uso muy limitado.  Las abreviaturas que se van a utilizar son las siglas inglesas que expresan, con brevedad, el contenido de cada servicio. No se pretende establecer definiciones sino una brevísima descripción de los servicios.

“IaaS” o servicios de infraestructura (en inglés “Infraestructure as a Service”). Iaas se refiere al concepto de tener toda, o parte de, la infraestructura de computación incluyendo p.ej. ordenadores, servidores, equipos para redes de comunicación, software, conectividad a Internet, etc. gestionada por un proveedor de servicios, con unos costes que paga el cliente/usuario basados en una subscripción por lo que se utiliza. IaaS representa la externalización de los CPDs.

Para este tipo de servicios podemos encontrar en el mercado español a empresas como Arsys, 1&1, Stratus, y además Amazon, Salesforce.com, sin pretender ser exhaustivos, sino como meros ejemplos de las diversas posibilidades disponibles.

PaaS o Plataforma como servicio (en inglés Platform as a Service). PaaS es la capacidad facilitada al consumidor para desarrollar y desplegar en la subyacente infraestructura de la nube, aplicaciones creadas por el usuario utilizando herramientas y lenguajes soportados por el suministrador.  El consumidor no controla ni gestiona la infraestructura subyacente en la nube  como dice el Nist.

La plataforma como servicio desarrolla grupos de rutinas y software de desarrollo especializado para aplicaciones.  El valor clave que está detrás de este servicio es que no solamente es el hardware gestionado independientemente, sino también es la plataforma sobre la que se desarrollan las aplicaciones.  Usando PaaS las rutinas y el software de desarrollo se preconfiguran en un servidor físico o virtual y el usuario añade su valor en la aplicación especifica.

En España podemos encontrar a Microsoft con su plataforma Azzure, HP con su “Cloud Service Automation”, IBM con su  SmartCloud que incluye servicios de seguridad, Amazon, Salesforce.com, entre otras posibilidades.

SaaS, Software como Servicio (en inglés—Software as a Service).  SaaS se puede considerar como el servicio que, funcionando sobre  la infraestructura de la nube, facilita al cliente/usuario el acceso a software de aplicaciones para ser utilizadas por este por medio de equipos remotos, tanto terminales inteligentes o no inteligentes como otros tipos de equipos  incluidos los terminales móviles como teléfonos inteligentes y tabletas.  El cliente/usuario no gestiona ni controla las infraestructuras subyacentes tanto de hardware como de software, salvo en el caso de aplicaciones específicas para un cliente/usuario concreto.  Este es el concepto de SaaS como definido por la oficina de estándares norteamericana, pero no se puede considerar suficiente a los efectos de comprender debidamente este servicio de la nube.  Una característica esencial del software que puede operar en un SaaS es que sea multiusuario para multitud de organizaciones de manera simultanea, o como se expresa en inglés la “multitenancy”.

En España comenzamos a disponer de aplicaciones disponibles en la cloud como servicio tales como “Office 365” de Microsoft, “Payment Processing module” de Sage,

DSaaS o Almacenamiento de datos como servicio (en ingles Data Storage as a Service).  Soluciones de almacenamiento de datos de manera remota o basados en la nube vienen siendo utilizadas desde hace muchos años.  El péndulo del almacenamiento de datos en la sede de la organización ha vuelto a oscilar otra vez y ahora esta en el terreno de los servicios de la nube utilizando los desarrollos tecnológicos actuales.  El regreso de los grandes ordenadores y los cambios en los precios y en las capacidades de almacenamiento son las causas de este cambio de posición.  La tecnología de la nube permite una gran disminución de costes tanto en el almacenamiento de datos como en las copias de seguridad y de respaldo de los almacenamientos de datos locales y estos son argumentos persuasivos de peso para una decisión en esta dirección.

Para este servicio que se puede considerar que es el inicial de la nube, podemos encontrar proveedores en España como EyeOS, IrronMountain,  Oracle, EMC, NetApp con su “storage resource management (SRM)”.

Un quinto servicio que comienza a aparecer en la cloud es el “Security as a Service”, que también utiliza las siglas SaaS, Seguridad como Servicio.  Estos servicios se realizan desde puntos remotos de los proveedores que proporcionan funcionalidades e inteligencia de seguridad. Dentro de este esquema se encuentras los servicios de control de accesos a los servicios y aplicaciones de la nube, y aquí aparece por ejemplo Citrix con su “OpenCloud Access”, Quest Software con su “Quest Defender”, Trend Micro, McAfee,

Combinar servicios gestionados y tecnología es lo que ya está ocurriendo en el mercado con alianzas estratégicas entre empresas y suministradores con el fin de combinar su “know how” para poder atender mejor este nuevo sector de las actividades de TI que el cloud computing.  De este tipo de alianzas nos extenderemos en el próximo futuro. (393 visitas)

Deja tu comentario sobre esta noticia