La Administración busca ahorrar costes consolidando CPDs

La Administración busca ahorrar costes consolidando CPDs
1 127
La Administración busca ahorrar costes consolidando CPDs

No falta mucho para que Galicia pueda inaugurar, en el entorno de la Cidade da Cultura, su Centro de Proceso de Datos Integral (CPDI), que aglutinará 80 data centers de toda la comunidad autónoma. El proyecto sorprende por su magnitud, pero no es el único en España que pretende reducir el número de centros de datos de las comunidades autónomas para recortar costes. El gobierno de Cataluña tiene también el proyecto firme de consolidar sus CPDs para conseguir economías de escala, y otras regiones españolas, como Castilla-La Mancha, ya han iniciado procesos similares de unificación de infraestructuras.

Los proyectos de consolidación en la Administración española parecen prosperar en la búsqueda de un ahorro de costes y de una mayor eficiencia energética, precisamente en un momento en el que ambos objetivos son prácticamente una exigencia. ¿Existía quizá una burbuja en el sector del centro de datos, que llevó a tener un número de instalaciones mayor del que se necesitaba?

Desde Intel, que actualmente está ofreciendo asesoramiento e información a las diferentes regiones en sus procesos, ésa no es realmente la causa. “Cuando hay una época de crecimiento, este incremento es totalmente normal. Es necesario tener en cuenta que, antiguamente, la arquitectura existente era distinta: antes, cada vez que hacía falta un servicio, se colocaba un servidor, y las comunicaciones no permitían, como lo hacen hoy, tener el centro de datos alejado de la empresa”, explica Jorge Lang, director de innovación y soluciones de Intel Iberia.

“A cada tiempo le corresponde una forma de infraestructura. Lo que debemos hacer hoy es adecuar la infraestructura existente a los tiempos y soluciones actuales”, añade. Para el directivo de Intel, la arquitectura de nube y la virtualización han puesto encima de la mesa unas capacidades de eficacia y eficiencia espectaculares que antes no existían.

“En un entorno ideal que se pudiera consolidar y virtualizar al 100%, si pasáramos de los procesadores de Intel de hace cinco años a los últimos Xeon E5, podría mejorarse en un ratio de 18:1. Es decir, realizando el cambio de tecnología, consolidando y virtualizando (siempre basándose en esos tres pilares), donde antes había 18 servidores, hoy se necesitaría solo uno. Y, además, esos nuevos servidores consumirían mucho menos”, explica Lang. En este escenario ideal, los retornos de la inversión se producirían en menos de ocho meses.

El camino a la eficiencia

La consolidación se plantea, por tanto, como una de las herramientas para alcanzar una mayor eficiencia energética. “Hace diez años, el más avanzado de los centros de datos ofrecía un PUE de 3 y un 50% del gasto se dedicaba a la refrigeración”, indica el portavoz de Intel. “Los data centers modernos, con un PUE en torno a 1, están consiguiendo que la refrigeración no suponga más allá del 10% o el 15% del coste de mantenimiento energético. Tenemos que dedicar la energía cada vez más exclusivamente a procesamiento y no a refrigeración”, añade.

En este sentido, según Lang, las nuevas tendencias y tecnologías permiten cada vez más acercarse al centro de datos de temperatura ambiente, es decir, data centers “aireados, y no tanto refrigerados”.De mano de las nuevas tecnologías es como realmente las comunidades autónomas pueden aprovechar todas las ventajas de la virtualización. “Siguiendo todas las pautas que estamos introduciendo, especialmente con las arquitecturas x86, estamos consiguiendo que los servidores reduzcan su consumo energético de manera espectacular”, señala Lang. Además, “la arquitectura consolidada y virtualizada permite también una disponibilidad de servicio bastante mayor”, añade.

La tecnología ha pasado de ser inmóvil, a convertirse en un componente vivo y dinámico. Como prueba de ello, la estrategia Tick Tock de Intel contempla una evolución de los productos prácticamente anual. La compañía también ofrece asesoramiento a las comunidades en materia de eficiencia energética. “Tenemos una amplia experiencia en nuestros centros de datos, que suman alrededor de 100.000 servidores en total. Nuestro data center de México, con 900 servidores en producción, trabaja a temperaturas cercanas a los 30 grados. Queremos transmitir estas experiencias para lograr instalaciones más eficientes”, en palabras del director de innovación y soluciones de Intel.

El paso a la consolidación

En este proceso de consolidar decenas de data centers en unas pocas infraestructuras, la gran complejidad se deriva de la magnitud del proyecto. No todos los servicios son virtualizables, de modo que la consolidación implica un estudio minucioso de cada servicio y aplicación.

Actualmente, según las informaciones de Intel, las comunidades autónomas están abordando las nuevas fórmulas de contratación del Estado, modelos en los que se contempla una colaboración público-privada o la externalización de servicios. No hay duda, no obstante, de que todo este proceso requiere una importante inversión previa, “con un retorno prácticamente inmediato” y una planificación a largo plazo. “Lo que está haciendo la Administración es una actualización de la infraestructura existente en la búsqueda de una mayor eficiencia, en un momento en que todas las empresas buscan la reducción de costes. Va a requerir un trabajo complejo, pero se conseguirán importantes reducciones en los costes de operación”, concluye Lang.

Fuente: Datacenter Dynamics

También podría gustarte

1 comentario

  1. Santiago dice

    No indicáis nada de la región que mas está apostando y contribuyendo al ahorro de costes con el paso a un model de Cloud: Extremadura.

Deja tu comentario sobre esta noticia