¿Por qué trabajar en la nube con Amazon EC2?

Cloud Computing: ¿Por qué trabajar en la nube con Amazon EC2?
0 228
Cloud Computing: ¿Por qué trabajar en la nube con Amazon EC2?
Cloud Computing: ¿Por qué trabajar en la nube con Amazon EC2?

Trabajar en la nube cada vez es más fácil y accesible al gran público gracias a empresas como AWS (Amazon Web Services) que desarrollan servicios web tales como EC2 O Amazon Elastic Compute Cloud. Proporcionan una prestación muy amplia y estable de computación en la nube, permitiendo escalar los distintos servicios y necesidades de procesamiento de una forma fácil, rápida y flexible.

Un gran fuerte de este servicio es la eficiencia en tiempo y dinero, ya que el sistema establece el pago de solo el tiempo en el que el servidor esté arrancado, no el espacio que uses. Así, se ahorra en costes ya que sale más barato pagar por las horas de utilización, este precio solo se incrementaría usando una máquina más potente (RAM, CPU,…)

El tiempo de respuesta en la red de Amazon es muy rápido, pues cuenta con una redundancia de servidores suficientes por toda Europa como para soportar la caída de cualquier nodo con otro. De este modo la latencia de la red es muy baja, lo que repercute en un tiempo de carga de página muy bueno.

Amazon dispone de multitud de AMIs (tanto propios como de la comunidad). Se trata de una especie de “imágenes de disco” que “vuelcas” en tu instancia y que permiten tener pre instalados y pre configurados algunos servicios como el servidor Apache, Rails 3, PHP, MySQL, etc, etc, en función de cada AMI.

La integración con otros productos de Amazon se hace posible y fácil al usuario, ya que se puede utilizar de forma conjunta con otros servicios como Amazon S3, Route 53, SES y más.

Resulta indispensable destacar una de sus ventajas que sin duda es el sistema de seguridad. Su método de acceso por defecto es una clave privada que se genera en el proceso de instalación y que permite el acceso por SSH de manera segura, sin exponer ninguna contraseña al exterior por tanto imposibilita el acceso como usuario root al sistema.

En cuanto a los puertos, siempre estarás protegido por el firewall de EC2 que se superpone al propio corta fuegos de la máquina, siendo por tanto superfluo configurarlo en esta última. Ello centraliza la gestión del firewall en la consola de Amazon de una forma visual, intuitiva y con independencia del sistema operativo que se use.

Otra gran utilidad sería la herramienta de monitorización, pues desde la propia consola de Amazon EC2 se puede visualizar, en todo momento, el estado de la máquina. Podrás saber qué recursos está usando, es decir, información del disco, así como de la memoria, CPU, procesos abiertos, uso de la red,…

Por último, señalar que el sistema también permite el intercambio sencillo de almacenamiento entre varias “instancias” (así es como se conocen a los servidores virtuales proporcionados por Amazon). De este modo, se puede migrar fácilmente a una instancia más potente, sin perder la configuración realizada y conservando en todo momento los datos en el disco.

Fuente: Isabel Vázquez / Innova Experience

También podría gustarte

Deja tu comentario sobre esta noticia