Cómo sacarle el mejor partido al cloud computing

Julio A. Olivares, Presidente y fundador de DocPath
12 200
Julio A. Olivares, Presidente y fundador de DocPath
Julio A. Olivares, Presidente y fundador de DocPath

Por Julio A. Olivares, Presidente y fundador de DocPath.

En los últimos tiempos, uno de los conceptos más mencionados en el entorno de las TI ha sido, sin duda, el de Cloud Computing. Se trata de un conjunto de tecnologías basadas en Infraestructura como Servicio, que ofrecen a las organizaciones importantes ventajas reales, cuyo objetivo fundamental es proporcionar a las empresas y/o usuarios finales entornos seguros, flexibles, personalizados y dinámicos.

Es decir, Cloud Computing es esencialmente la “Informática basada en Internet”, que pone al alcance de sus usuarios innumerables servicios virtuales y recursos. En este nuevo concepto, las aplicaciones son consideradas servicios, a los que podrá acceder el usuario siempre que disponga de una conexión a Internet.

La adopción de la Nube

Es un hecho que el número de empresas que decide migrar sus servidores a la Nube es cada vez mayor, especialmente entre la pequeña y mediana empresa. Últimamente, su adopción está creciendo de forma exponencial debido, básicamente, a dos motivos fundamentales; por un lado, una necesidad evidente por parte de las empresas TI de desplazar todas las aplicaciones y documentos utilizados diariamente a servidores en Internet; y por otro lado, beneficiarse de las numerosas ventajas que ofrece este nuevo concepto tecnológico, para así optimizar su empresa y lograr una mejoría significativa en sus operaciones y, en consecuencia, una notable e importante mejora competitiva en el mercado, tan necesaria hoy en día.

Principales ventajas y beneficios del Cloud Computing

Son numerosos los beneficios que una empresa, con independencia de su tamaño y sus características, puede obtener al empezar a trabajar en la Nube. Entre ellos cabe destacar la flexibilidad, la seguridad, la rapidez en la implementación, el aumento en el rendimiento, así como una significativa reducción de costes, entre otros factores, por la eliminación de la inversión en servidores físicos, etc.

  • Flexibilidad: Satisfacer cualquier demanda de forma casi inmediata es posible gracias a la gran capacidad de los servidores remotos en los que se encuentran alojados todo tipo de servicios. La flexibilidad en este sentido es vital y, sin duda, la inmediatez de respuesta que proporciona esta tecnología es uno de los motivos más valorados y determinantes para la adopción de la Nube o Cloud Computing.
  • Recuperación ante desastres: Esto ya no debe ser una preocupación para las empresas que han optado por los servicios basados en la Nube, ya que esta tecnología proporciona a las empresas todo tipo de servicios, entre ellos, los dirigidos a la recuperación de todo tipo de información tras un posible desastre. Son servicios que permiten mantener una copia exacta del servidor, para solucionar con rapidez y de forma eficaz un problema inminente.
  • Reducción de costes: El modelo de facturación “pay as you go” utilizado en la tecnología del Cloud supone una considerable reducción de los gastos generales, tales como los derivados de actualizaciones de software, servidores para el almacenamiento de datos, mantenimiento, etc. Los servicios basados en la Nube se pagan en función del consumo y, por tanto, el precio dependerá de las necesidades de cada empresa y de la utilización que cada una realice de sus servicios. De este modo, la inversión inicial es mucho menor y los costes generales se reducen significativamente con respecto al sistema tradicional.
  • Implementación rápida: La sencillez y simplicidad de esta tecnología es quizás una de sus mayores ventajas. La disponibilidad en Internet, dónde no se requieren instalaciones previas de hardware/software para empezar a operar, y la única condición indispensable es la de disponer de conexión a Internet. Por tanto, su implementación es rápida, sencilla y ágil.
  • Actualizaciones automáticas: La tecnología de la Nube o Cloud Computing permite la actualización automática de todas las aplicaciones alojadas en el servidor conservando, eso sí, todas las personalizaciones e integraciones realizadas previamente durante la actualización. Además, los propios proveedores de la Nube se encargarán en todo momento del mantenimiento del servidor y, con ello, de todas las actualizaciones que sean necesarias.
  • Trabajo en colaboración: La Nube permite que todos los empleados, dondequiera que estén, puedan sincronizar y trabajar sobre los mismos documentos, al mismo tiempo, a la vez que comparten las mismas aplicaciones de forma simultánea. Un estudio de Frost & Sullivan revela que las empresas que invierten en esta tecnología de colaboración obtienen un retorno de la inversión de hasta un 400%. Es posible afirmar, por tanto, que el trabajo en colaboración aumenta indefectiblemente la eficiencia y, en consecuencia, supone una importante mejora en las ganancias de la compañía.
  • Integración de servicios: Por su naturaleza, la tecnología del Cloud se puede integrar con mucha mayor facilidad y rapidez con el resto de las aplicaciones empresariales (tanto software tradicional como Cloud Computing basado en infraestructuras), ya sean desarrolladas de manera interna o externa.
  • Competitividad: La Nube pone al alcance de la pequeña y mediana empresa una tecnología avanzada, que permite optimizar el trabajo, dar respuesta a las posibles demandas – más rápidamente que empresas más grandes – , optimizar sus negocios y, en definitiva, lograr una importante mejora competitiva en el mercado, además de una reducción de costes e inversión de forma clara y significativa. Esto brinda a las pequeñas y medianas empresas la posibilidad de poder competir con las organizaciones grandes, que hasta ahora contaban con muchos más recursos que ellas.

Sacar partido al Cloud Computing

Es evidente que estamos ante un nuevo concepto tecnológico, un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio que supone un cambio significativo en la forma de trabajar con respecto al sistema de trabajo tradicional utilizado hasta ahora.

Sin embargo, y a pesar de la reticencia al cambio mostrada inicialmente por las empresas, se está avanzando en este sentido a pasos agigantados en los últimos tiempos. Estudios realizados recientemente revelan claramente una mayor adopción del Cloud Computing de lo que se desprendía de estudios previos. Por ejemplo, un estudio de Gartner Research, entre otros, desvela que el volumen de negocios en Cloud Computing se está incrementando exponencialmente en todo el mundo, apuntando, incluso, unas tasas de crecimiento sin precedentes y totalmente inesperadas.

La pregunta entonces es: ¿cómo sacar el mejor partido al Cloud? Sin duda, tal y como se ha señalado anteriormente, los beneficios y ventajas que proporciona este nuevo sistema de trabajo son innegables y numerosos. Y todos ellos, la convierten en la herramienta de trabajo fundamental para cualquier empresa, independientemente de su tamaño. Las compañías deben aprovechar todas estas ventajas que proporciona el Cloud para sacar un mayor partido a esta herramienta. Y la mejor forma de sacar el máximo provecho del poder del Cloud Computing es, sin duda, maximizar sus beneficios de flexibilidad, eficiencia, agilidad, rentabilidad, rendimiento, seguridad, ahorro de gastos, etc., a la vez que se minimiza el riesgo.

Cualquier empresa, ya sea pyme o gran corporación, en su camino hacia el progreso y modernización puede y debe sacar partido al potencial que le brinda el Cloud Computing o la Nube. En su intento por ser cada vez más competitiva, debe adaptarse a los nuevos tiempos y, con ellos a las nuevas tecnologías que van surgiendo.

También podría gustarte

12 Comentarios

Deja tu comentario sobre esta noticia