Empatía, creatividad, trabajo en equipo y formación constante, las claves para ser programador6 minutos de lectura

Imagen de fancycrave1 en Pixabay
6 407

Hoy lunes, 13 de septiembre, se celebra el Día del Programador. Una fecha no elegida al azar, pues siempre debe coincidir con el día 256 en el calendario; por lo que, en años bisiestos, se adelanta un día. El motivo es hacer un guiño a los propios programadores, ya que con un código de ocho bits se puede representar esa cantidad (256) con caracteres diferentes.

Esta festividad nace en Rusia hace 12 años, a petición de un programador -Valentin Balt- y busca dotar de un mayor reconocimiento a la profesión, que representa una de las principales oportunidades laborales por la gran demanda de talento en el sector, las buenas condiciones y un salario normalmente por encima de la media.

En España, la cifra de programadores sobrepasa los 300.000 y la oferta supera a la demanda, que según datos del portal de empleo Infojobs se ha duplicado en este último año. Ya antes del inicio del verano ascendía a más de 6.000 vacantes, con un promedio de salario bruto superior a los 32.000 euros (variable según la experiencia), frente a la media de salario en España, que ronda los 25.000 euros.

¿Por qué esta proliferación de la programación en el ámbito laboral? Según Doofinder, compañía de software especializada en soluciones de búsqueda inteligente para eCommerce, presente en 54 países y con más de 5.000 clientes, el motivo principal es que la programación está detrás de gran parte de las actividades de nuestro día a día (app de nuestro móvil, webs, dispositivos electrónicos, compras online, videojuegos y una lista interminable).

Como en todos los sectores, dentro de la programación existen divisiones y especialidades que requieren de habilidades y conocimientos concretos. Es por ejemplos el caso de la Inteligencia Artificial, una tecnología emergente con multitud de aplicaciones, que la convierte en indispensable. Por este motivo, los expertos de Doofinder destacan las principales características que debe tener un programador para desarrollar su trabajo vinculado con la Inteligencia Artificial; un ámbito que lidera el presente y futuro de la profesión de programador.

  • Lenguajes de programación en un entorno de IA: Python es uno de los lenguajes de programación más habituales, que funciona muy bien con la IA por su dinamismo y flexibilidad. También R, muy indicado para casos que requieren computación diferente o análisis individual en servidores. Y, por supuesto, Java siempre es un valor seguro, por la enorme cantidad de librerías (muchas de ellas open-source) disponibles, y porque su VM permite el desarrollo de IA en diferentes plataformas.

Uno de los lenguajes más antiguos en este campo es Lisp, que trabaja con listas para mostrar la información. Otro lenguaje habitual es PROLOG, que aúna programación y lógica, apto para crear sistemas de conocimiento. Y entre los más punteros, Elixir, el lenguaje de programación detrás de WhatsApp, por ejemplo, con un código que se ejecuta en procesos separados y eleva la productividad de los equipos.

  • Mucho más que informática: al contrario de lo que se suele pensar, para ser programador no es indispensable haber estudiado informática o una carrera similar. Incluso hay programadores sin un título concreto o de disciplinas alejadas del campo científico-técnico, aunque también es cierto que la programación exige un alto nivel de conocimientos, por ejemplo, en el campo de la ingeniería o las matemáticas. Desde saber estadística y cálculo de probabilidades, a cálculo multivariable (diferencial, vectorial, infinitesimal) o álgebra lineal, por lo que los estudiantes de alguna de las diferentes carreras de informática siempre tendrán una base más sólida. También es muy recomendable saber hacer estructuras de datos, como gradientes, hashing o árboles binarios.
  • Big Data: uno de los principales pilares de la IA es el análisis de datos, es decir, la capacidad de acumular una gran cantidad de información y procesarla de forma eficaz, lógica y rápida. Además, los programadores en IA deberían tener una importante visión analítica y conocimientos en IoT y robótica, ya que es la base de estas tecnologías.
  • Habilidades blandas (soft skills): se suele asociar la programación a un trabajo solitario, pero la realidad es que se trata de un trabajo en equipo para el que es necesario tener habilidades de comunicación y capacidad de trabajar con más personas, ya que requiere constantemente de consultas para resolver dudas (incluso fuera del entorno laboral propio), así como de supervisión.

Igualmente, los programadores en el ámbito de la IA deben tener buenas dotes de empatía, ya que se trata de una cualidad inminentemente humana de la comunicación interpersonal, muy necesaria para contextualizar situaciones de interacción e incluirlas en los algoritmos.

La creatividad es también fundamental para estos programadores, porque cada día se enfrentan a un problema nuevo y, en muchas ocasiones, tendrán que inventar una nueva solución. La IA es un terreno relativamente joven y la amplitud de áreas en las que se está aplicando crece cada día.

  • Formación constante: la IA marca el escenario de este siglo y como tecnología emergente está en constante evolución, lo que lleva muchas veces a que las habilidades de los programadores queden desfasadas. Por tanto, estar dispuestos a aprender nuevas tecnologías, habilidades y lenguajes de manera periódica es fundamental para no quedarse estancado profesionalmente. Asimismo, los desarrolladores son profesionales ya predispuestos a equivocarse y pasar horas tratando de buscar una solución.

Estos cinco factores determinan notablemente a un buen programador en el área de la IA, aunque no cumplir con algunos de estos criterios no significa no poder dedicarse al desarrollo, ya que se trata de habilidades que se pueden adquirir con esfuerzo y experiencia profesional.

Para Leandro Pascual, CTO de Doofinder, “la IA hace mucho que dejó de ser una ventaja competitiva para convertirse en un requisito y factor fundamental de nuestro día a día. Al igual que tantas otras innovaciones (teléfonos móviles, conectividad en casa y en la calle…), ya no se trata de un plus, es una necesidad imperativa”.

En esta línea, Leandro Pascual matiza: “Hoy por hoy la IA necesita de un equipo humano que haga revisiones, actualizaciones o reprogramaciones, y cuanto mejor es el equipo de desarrollo, mejor será la IA que construyan. En Doofinder, somos bien conscientes de que es nuestro equipo quien desarrolla nuestra tecnología y trabaja de forma constante en mejorarla. Es emocionante ver cómo un equipo humano usa la tecnología para ponerla al servicio de los clientes, de las personas, para mejorar su experiencia en el día a día”.

Noticias Relacionadas
6 Comentarios
  1. Empatía, creatividad, trabajo en equipo y formación constante, las claves para ser programador… https://t.co/UGtbAYFSh0

  2. Lyra IT (@Lyra_IT) dice

    Empatía, creatividad, trabajo en equipo y formación constante, las claves para ser programador… https://t.co/rCMndUufQa

  3. Empatía, creatividad, trabajo en equipo y formación constante, las claves para ser programador… https://t.co/6cmEsPAie7

  4. RT @revistacloud: Empatía, creatividad, trabajo en equipo y formación constante, las claves para ser programador https://t.co/z6NeQbLFfN

  5. @gustavoa70 dice

    Empatía, creatividad, trabajo en equipo y formación constante, las claves para ser programador https://t.co/52ns6qd8Q7

  6. StackedCloud (@StackedCloud) dice

    Empatía, creatividad, trabajo en equipo y formación constante, las claves para ser programador: Hoy lunes, 13 de se… https://t.co/UGKjOgC1X3

Deja tu comentario sobre esta noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.