Predicciones sobre tendencias empresariales para 2022

6 6.382
Voiced by Amazon Polly

Con la incertidumbre que trae consigo la pandemia, las empresas pueden enfrentarse a una nueva crisis: el desgaste de los empleados. El sector tecnológico no es inmune a la Gran Dimisión que afectó a Estados Unidos este verano. Se trata de una tendencia global que puede continuar hasta bien entrado el año 2022, ya que los empleados reevalúan voluntariamente sus opciones laborales y cambian sus prioridades.

La pandemia desencadenó nuevas formas de trabajo y, como resultado, ahora es mucho más fácil que los empleados se desplacen regularmente entre empresas en un mercado laboral altamente competitivo que ya sufre de carencias de habilidades y escasez de talento. Esto es especialmente cierto para la nueva generación de empleados, que se sienten atraídos por una forma de trabajo más dinámica. Si las empresas no lo ofrecen, se arriesgan a perder a los mejores talentos.

Para diferenciarse y retener a sus empleados, el sector puede ver cómo las empresas empiezan a desplazar los presupuestos de viajes y gastos hacia niveles salariales más altos, así como a ofrecer flexibilidad en los beneficios con un objetivo aún mayor de diversidad e inclusión. En la actualidad, los elevados costes de contratación y los altos salarios que se manejan son insostenibles; es necesario que se estabilicen, y este será un punto clave para las empresas en 2022.

Las empresas adoptarán cada vez más una mentalidad de «invertir para crecer»

La pandemia ha cambiado drásticamente la forma en que los líderes empresariales ven el gasto en TI. En los últimos 18-24 meses, las empresas han sido testigos de una lucha de poder entre la perspectiva de crecimiento del CEO y la perspectiva de desaceleración del CFO. Con las empresas sometidas a una enorme presión, el director financiero pasó a primer plano y dominó. Sin embargo, ahora nos encontramos en un punto de inflexión en el que el cambio de poder está más equilibrado entre ambos, y el director general vuelve a ganar la conversación.

El entorno empresarial es mucho más positivo y ligeramente más predecible que antes, por lo que un creciente apetito por el riesgo calculado dentro de las organizaciones está dando lugar a un enfoque compartido de los directores generales y los directores financieros en el crecimiento, pero de una manera diferente a como era antes.

En 2022 veremos cada vez más empresas que invierten en nuevas formas de ofrecer sus productos o servicios, al tiempo que conservan el valor global de su marca. Por ejemplo, habrá un crecimiento exponencial en áreas como el almacenamiento como servicio (STaaS), los servicios gestionados, las suscripciones y la nube, ya que las empresas buscan asociarse con especialistas para su «fontanería de TI», de modo que toda la atención y el enfoque se dirijan a optimizar la marca y sus productos. Las empresas están cambiando su mentalidad: cada vez quieren que los hosters e integradores lo hagan todo por ellas en lugar de depender de una nube privada gestionada por su propio personal.

Esto mantendrá contentos a los directores financieros, porque no tendrán las mismas implicaciones de costes que antes, y a los directores generales, porque estarán consiguiendo la trayectoria de crecimiento que buscan. Las marcas cruzarán cada vez más el abismo entre el viejo y el nuevo mundo, mientras intentan que sus mentes y sus modelos de adquisición giren en torno a los modelos de suscripción. Pienso que podríamos estar un 30% más avanzados en términos de prepandemia, pero todavía hay mucho más pensamiento heredado y tecnología que cambiar. Sin embargo, esto sucederá, ya que el mercado de valores sigue golpeando a las empresas que todavía compran de forma heredada.

Los CEOs deben ser más decisivos y tener más conocimientos de TI que nunca en 2022

Como resultado de la pandemia, los directores generales tendrán más autoridad en la toma de decisiones. Y esto será así en todos los sectores. El riesgo de cometer un error en este momento es muy perjudicial para cualquier empresa, por lo que necesitarán un líder decisivo que les permita salir de este periodo más fuertes que nunca. Para tomar estas decisiones con eficacia, es fundamental que los directores generales tengan un conocimiento mucho más profundo y amplio de su empresa, así como de los datos que tienen y de cómo pueden gestionarlos hasta el punto de que los datos deben considerarse un activo del balance. Esto requiere que los directores generales estén mucho más familiarizados con las tecnologías de la información de lo que lo han estado nunca.

Como resultado, veremos que se apoyan y trabajan más estrechamente con el CTO y el Chief Data Officer (CDO) para comprender plenamente el valor de su tecnología y sus datos. Esto se aplica especialmente a áreas como los contenedores y Kubernetes para garantizar que las empresas puedan adoptar plenamente la automatización, la movilidad y la agilidad, y ser dinámicas en la forma en que los datos se mueven a través de su negocio.

Las empresas se enfrentarán a graves consecuencias si no cumplen la normativa ESG

Como sociedad, todos tenemos la responsabilidad de hacer más para usar menos energía y crear menos huella de carbono. No se trata sólo de una tendencia: el planeta se está muriendo porque le estamos dañando. La visión miope del éxito empresarial basada únicamente en la medición de cuánto dinero entra y sale se convertirá en algo del pasado. En 2022, las empresas deberán ser valoradas por su compromiso con la ESG (environmental, social and governance, por sus siglas en inglés).

Así, veremos cómo el gobierno pone restricciones o aplica mayores impuestos a las empresas que no cumplan con ciertas normas ESG. La normativa ESG se convertirá en un elemento del balance en el que las empresas deberán declarar la cantidad de carbono que producen y si lo compensan suficientemente. Los datos serán la clave para ello. Si las empresas quieren ser más eficientes, tendrán que extraer sus datos para identificar patrones y tendencias, lo que les informará sobre dónde están causando el mayor daño para que puedan ponerse a trabajar para solucionarlo.

Pero, irónicamente, esta capacidad de utilizar los datos a menudo se basa en centros de datos heredados muy poco respetuosos con el medio ambiente y en la infraestructura de datos utilizada para albergarlos y analizarlos. Según diversas estimaciones, los centros de datos representan el 2% del consumo energético mundial, lo que equivale aproximadamente a la industria de la aviación. Muchas marcas ya están avanzando hacia centros de datos sostenibles y tecnologías más eficientes desde el punto de vista energético, como el flash, pero esta tendencia se acelerará aún más. Cambios aparentemente pequeños, como la sustitución del almacenamiento en disco giratorio por el moderno flash, pueden tener un gran impacto en los compromisos ESG. Por ejemplo, hemos hecho un seguimiento de los datos de los últimos ocho años y podemos demostrar que los clientes han ahorrado unos 4.000 millones de kWh de energía. El año 2022 será el inicio del fin de toda la tecnología ineficiente desde el punto de vista energético

Noticias Relacionadas
6 Comentarios
  1. ProsiNet (@prosinet) dice

    Predicciones sobre tendencias empresariales para 2022 https://t.co/Ju559XsKVR

  2. Predicciones sobre tendencias empresariales para 2022 https://t.co/p9XuOKd6m7 https://t.co/eoMD9cgOLO

  3. «Predicciones sobre tendencias empresariales para 2022» vía @revistacloud

    https://t.co/lUfTQUbZ0s

    #GestiónRiesgos #ESG

  4. RT @revistacloud: Predicciones sobre tendencias empresariales para 2022 https://t.co/6n0d5aNn75

  5. StackedCloud (@StackedCloud) dice

    Predicciones sobre tendencias empresariales para 2022: Por Adela de Toledo, Country Manager de Pure Storage Iberia.… https://t.co/bn1Q32r0re

  6. Rames (@ramessarwat) dice

    Predicciones sobre tendencias empresariales para 2022 https://t.co/Bc9WPY31C9 #tendencias #opinion

Deja tu comentario sobre esta noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.