¿Cuáles son las causas más comunes de los accidentes de tráfico?

1 281

Los accidentes de tráfico son un hecho bastante común y, en la mayoría de los casos, no tienen consecuencias graves. Resultarán en daños en el vehículo o un dolor de cuello durante un par de días, pero con suerte, eso será todo. Por supuesto, hay algunos casos en los que el accidente es mucho peor que eso y da como resultado que una o más de las personas implicadas resulten gravemente heridas. Como tal, hay mucho que hacer para intentar que los accidentes de tráfico dejen de ser un hecho tan habitual.

Hay varias maneras de tratar de reducir el número de accidentes de tráfico que se producen en la carretera, pero antes de empezar con ello, es importante que primero entendamos cuáles son las causas reales de estos accidentes. Sólo cuando tengamos una idea de las causas de los accidentes de tráfico podremos tomar las medidas necesarias para tratar de reducir su frecuencia. El siguiente artículo se ha elaborado teniendo esto en cuenta, en este se analizan con más detalle las causas más comunes de los accidentes de tráfico.

¿Necesita ayuda tras un accidente de tráfico?

Si se ha visto implicado en un accidente de tráfico, por alguna de las razones que se exponen a continuación o por cualquier otra razón, es posible que se encuentre en una situación en la que necesite asistencia jurídica. La asistencia jurídica después de un accidente puede ser muy útil ya que le puede indicar la dirección correcta en cuanto a la forma de presentar una reclamación, y los equipos jurídicos podrán recomendarle servicios de fisioterapia y cualquier otra cosa que pueda necesitar. No dude en ponerse en contacto con un abogado de accidente si tiene alguna necesidad legal que desee atender.

Causas comunes de accidentes

¿Cuáles son las causas más comunes de los accidentes de tráfico? Incluyen, pero no se limitan a:

Exceso de velocidad

El exceso de velocidad es bastante común. De hecho, es algo que la mayoría de los conductores probablemente admitiría haber hecho en algún momento de su vida. La tendencia a pasar frente a las señales de límite de velocidad, sin prestar la debida atención a lo que dicen mientras se apresura a llegar a un destino específico, es más común de lo que se cree. Por ello, muchos conductores opinan que el exceso de velocidad no es realmente un gran problema; sin embargo, cuando acelera, hace que no tenga tanto tiempo de reacción como el que tendría si condujera correctamente. Esta reducción del tiempo de reacción es lo que suele provocar muchos accidentes de tráfico.

El exceso de velocidad es un gran problema en el mundo de los accidentes de tráfico. Esto claramente se refleja en los datos publicados por la Real Sociedad para la Prevención de Accidentes (ROSPA), que afirma que casi 400 personas mueren al año como consecuencia del exceso de velocidad. Independientemente del lugar al que se dirija o de qué tan pronto tenga que llegar, por su seguridad y la de los demás, siempre es conveniente respetar el límite de velocidad.

Distraerse con la comida o el teléfono

Hay una serie de normas que se han establecido con respecto al uso del teléfono mientras se conduce, y hay una buena razón para ello. Enviar mensajes de texto o jugar con el teléfono mientras se conduce hace que haya el doble de probabilidades de que se produzca un accidente de tráfico, de nuevo, porque los tiempos de reacción del conductor se reducen enormemente al hacerlo. Existen otras razones por las que el uso del teléfono mientras se conduce puede perjudicar la capacidad del conductor, y éstas son:

  1. Distracción: Si conduce mientra utiliza el teléfono, está intentando pensar y hacer dos cosas a la vez, algo para lo que nuestro cerebro no está diseñado.
  2. Físicas: Tiene menos control del vehículo porque en todo momento tendrá sólo una mano en el volante.
  3. Visuales: Si está mirando su teléfono, ya no está mirando la carretera. Apartar los ojos de la carretera, aunque sea para echar un vistazo rápido, puede ser un error fatal y debe evitarse a toda costa.

Siempre que se ponga al volante de su vehículo, debe asegurarse de que configura el teléfono en modo de conducción. Si a este punto sigue distrayéndose con este, debería guardarlo en la guantera para no sentir más la necesidad de utilizarlo.

La misma regla se aplica a la comida. Es cierto que puede que no esté prohibido comer mientras se conduce, pero eso no significa que no sea peligroso. Si come mientras conduce, corre el riesgo de distraerse y, por las mismas razones mencionadas anteriormente, puede provocar un accidente de tráfico.

Conducir con somnolencia

Si está al volante y tiene la sensación de que los párpados le pesan y le entra sueño, no debe permanecer al volante. Cada año, la fatiga es causa de un gran número de accidentes de tráfico y, por tanto, si está cansado, conducir debería ser lo último que hace.

Hay que tener en cuenta que conducir cansado no significa necesariamente conducir de noche. Puede estar agotado a cualquier hora del día, así que no se engañe pensando que estará bien si sigue conduciendo sólo porque hay luz en el exterior.

Conclusión

Los accidentes de tráfico son habituales y, a menudo, pueden provocar lesiones graves o la muerte. Es importante que entendamos las causas de los accidentes para que podamos empezar a tomar las medidas necesarias para prevenirlos. Como se ha mencionado anteriormente, algunas buenas medidas que podría tomar serían mantenerse dentro del límite de velocidad, evitar las distracciones al conducir y no ponerse al volante de su vehículo cuando se sienta

Noticias Relacionadas
1 comentario
  1. RT @revistacloud: ¿Cuáles son las causas más comunes de los accidentes de tráfico? https://t.co/Vo6iHLAQrK

Deja tu comentario sobre esta noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.