Las increíbles previsiones sobre bitcoin para 2021

2020 ha sido un año complicado a todos los niveles, muy especialmente en el económico. Ha sido un año en el que la pandemia ha frenado en seco cualquier crecimiento, en el que las bolsas se han desplomado y en el que las inversiones no han tenido la rentabilidad que se esperaba allá por el mes de enero. Y a pesar de ello, bitcoin no solo se ha mantenido, sino que ha multiplicado su valor.

Mientras que aquellos que han invertido en productos financieros convencionales miran con reticencias al futuro, esos otros que optaron por la criptomoneda lo encaran con unas perspectivas totalmente diferente. Si en enero Bitcoin Evolution Acceso cotizaba en el entorno de los 9.000 dólares, en diciembre ya había conseguido superar los 23.000 dólares.

En otras palabras, bitcoin no solo ha superado con éxito los primeros y peores momentos de la crisis económica mundial provocada por el coronavirus, sino que ha sobrepasado con creces todas las previsiones. Y todo ello, a pesar de que la criptomoneda, como cualquier otra, está sujeta a los vaivenes de la economía.

¿Cuál será la evolución en 2021?

Teniendo en cuenta la evolución de la cotización de bitcoin en un panorama tan complejo como el que se ha vivido en 2020, las previsiones de cara a los próximos meses son mucho más que optimistas. La propia evolución de la criptomoneda las avala.

En sus poco más de diez años de vida, bitcoin ha sufrido oscilaciones, a veces enormes. Pero hay un hecho indiscutible: si en 2009 su valor era prácticamente nulo y en 2020 está a punto de alcanzar los 25.000 dólares, su infinita rentabilidad queda fuera de toda duda.

¿Pero qué auguran los expertos? Evidentemente, con un panorama económico general tan incierto, la precaución es la norma. Pero incluso en el peor de los escenarios se augura que el incremento del valor de bitcoin se mantenga en la línea de 2020, es decir, imparable.

A ello ayudarán dos factores básicos. Por un lado, la creciente demanda de bitcoins. Cuando otros productos financieros se muestran inestables, los inversores buscan nuevas vías de obtener rentabilidad. De hecho, cada vez son más la empresas y grandes compañías que ponen sus ojos en bitcoins. Así, parece la demanda seguirá creciendo, lo que tiene una consecuencia lógica: un aumento en el valor de la criptomoneda.

El otro factor es que bitcoins se cotiza al alza porque la criptomoneda es cada vez es más escasa, solo se hacen 21 millones. Esta cantidad que sale al mercado no es suficiente para cubrir esa demanda creciente, algo que, inevitablemente, también incrementa su valor.

Muchos expertos consideran que, una vez rota esa barrera psicológica de los 20.000 dólares, no será complicado que bitcoin mantenga una tendencia alcista que le haga alcanzar a lo largo de 2012 incluso los 50.000 dólares, según las previsiones más optimistas. Pero incluso los más cautelosos sitúan la moneda por encima de los 30.000. Por supuesto, hay quien pone el listón rozando los 100.000 dólares, pero puede ser una cifra poco realista.

También es cierto que, analizando la tendencia histórica de bitcoin, se puede prever alguna bajada de valor. Sin embargo, esa misma evolución señala que lo que sigue a esa caída es una recuperación meteórica que en algún caso ha multiplicado hasta por 30 el valor de la criptomoneda.

En resumen, 2020 fue un mal año para la economía mundial y las previsiones para los próximos meses no muestran una recuperación destacada. Sin embargo, bitcoin se ha mostrado ajena a ese complicado escenario mundial y ha multiplicado su valor. No solo eso, sino que los expertos auguran que ese crecimiento seguirá siendo imparable en 2021.

bitcoinBitcoin EvolutioncotizacióncrecimientoCriptomonedastendencias