Crypto Women Week

Con motivo del Día de la Mujer, Crypto Plaza, hub de referencia del nuevo paradigma de infraestructura descentralizada y Quum, media partner y consultora de comunicación de diversas compañías del ecosistema crypto, celebran la I Crypto Women Week, una iniciativa que busca potenciar la dimensión femenina de la criptoeconomía y dar visibilidad al talento femenino en este ecosistema que está cambiando la industria financiera global.

Cristina Murgas, directora del Área de Comunicación Financiera e Institucional de Quum, explica que “es relevante que la sociedad conozca quiénes son las mujeres que están construyendo las nuevas finanzas colaborativas, el desarrollo de Blockchain y la innovación tecnológica, la tokenización de activos, el impulso de las criptodivisas; en general el avance de la criptoeconomía en su conjunto”.

Por su parte, Marcela Carvajal, Digital Strategy Manager de Crypto Plaza señala que “a nivel internacional, según datos de Wirex, en el 2020 había 116 mujeres liderando proyectos dentro del ecosistema. No obstante, es evidente que debemos dar más visibilidad a las mujeres trabajando desde los diferentes ámbitos cripto e impulsar especialmente la educación”.

En esta primera edición, el encuentro contó con la participación de mujeres líderes del cambio en las finanzas tradicionales, desde profesiones multidisciplinares, que están protagonizando la industria Crypto: Gabriela Chang, cofundadora de EthicHub; Haydée Barroso Bañales, Cofundadora de Atani; Luciana Gruszeczka, cofundadora de Ripio e Idoya Arteagabeitia, socia de Pinset Masons Madrid.

 El papel de la mujer en el sector crypto

Haydée Barroso, Cofundadora de Atani, comenta que “si ya el mundo de las finanzas y la tecnología es bastante masculino, en el de las criptomonedas el número de mujeres es escaso, aunque cada vez somos más. No obstante, es un sector que está creciendo a un ritmo muy elevado y va a haber muchas oportunidades laborales, está todo por construir y debemos animar a más mujeres. Las finanzas no son solo de Wall Street, hay que acercar las cripto a la gente de a pie”.

Luciana Gruszeczka, cofundadora de Ripio, añade “en sector cripto está en constante cambio, cada semana hay un nuevo concepto, una nueva tendencia, una nueva herramienta…y esto es sobre lo que se puede seguir edificando. Las mujeres participamos en otras áreas y también tenemos nuestro lugar en la criptoeconomía”.

Gabriela Chang, cofundadora de EthicHub, destaca que “hemos vivido una evolución muy natural en la curva de crecimiento y de adopción viendo cómo ha ido aumentando el apoyo institucional, por ejemplo. Parte de lo que ha ayudado a ello es la consolidación de los proyectos y los casos de uso reales. En el rol de la mujer en el sector, se debe destacar que cuando emprendes, todos los logros son ‘a pesar de’ no ‘gracias a’. Es una realidad con la que tenemos que avanzar como sociedad hombres y mujeres, para lograr un equilibrio de géneros”.

Idoya Arteagabeitia, socia de Pinset Masons Madrid, añade que en el sector jurídico “esto ha sido un boom inesperado y un reto para la abogacía. Existe un gran reto regulatorio porque actualmente empieza a haber algo de regulación, pero muy poca. Es un sector muy nuevo y el hecho de que sea más disruptivo e innovador no ha dado lugar a que haya más presencia femenina. En cambio, en el sector legal -tradicionalmente también más ligado a los hombres-, en el ámbito vinculado a estos nuevos retos regulatorios, la tecnología, el blockchain…sí hay más socias y abogadas”.

Una visión global

En el ecosistema emprendedor de Argentina también hay una mayoría masculina pero las mujeres están tomando una posición avanzada y con más afinidad al riesgo. “En todo el ámbito empresario, académico y emprendedor se está produciendo un cambio de pensamiento que está relajando las barreras de las mujeres para acceder a puestos de trabajo o a la financiación, entre otros. En comparación con España, en Europa hay unas ciertas ventajas económicas, lo que hace que las mujeres se lancen más a la hora de emprender”, subraya Gruszeczka.

Por otra parte, en México, que tiene una de las leyes Fintech más avanzadas, hay una marcada tendencia de emprendimiento femenino por una realidad distinta a la europea. “Las mujeres emprenden por necesidad, porque son las cabezas de familia, porque no tienen opción. La participación femenina va de la mano con la reputación internacional de que las mujeres son buenas pagadoras”, aclara Chang.

En cuanto a España, lidera junto con México la participación mundial femenina en el sector Fintech por delante de países como Francia, Alemania e incluso EE.UU.

Los desafíos del sector

Uno de los principales desafíos, junto con el regulatorio, es la búsqueda de financiación. “La primera barrera a superar es convencer al inversor de que tu idea es buena. Pero si encima tu idea está basada en Blockchain, es complicado explicar el valor de esta nueva tecnología. El desconocimiento es la principal barrera porque genera desconfianza”, recalca Chang.

En el caso de Atani optaron por la vía de la financiación privada. “Al estar basados en España, nuestro principal reto sigue siendo la regulación. Es necesaria una base jurídica que, de estabilidad al ecosistema, aunque es cierto que poco a poco hemos ido avanzado, por ejemplo, con el nuevo marco jurídico MiCA. En cuanto al desafío de la financiación, lo más importante es explicar cuál es el problema que estás intentando resolver”, destaca Barroso.

Para Ripio, el mayor obstáculo ha sido aumentar el conocimiento que tienen las personas e instituciones en torno a las criptomonedas y su potencialidad de uso, especialmente en países emergentes en el que las cripto son una herramienta de ahorro o para mantener sus ingresos estables. “Tratar de llevar este conocimiento a un inversor o a un regulador es un trabajo diario que debemos desarrollar como comunidad para que avance”, añade Gruszeczka.

Casos de uso en femenino

Como caso de uso, Ethic Hub ha logrado resolver una de las grandes ineficiencias del sistema financiero que excluía a una cuarta parte de la población mundial: agricultores que, a pesar de tener una actividad productiva rentable, no tienen acceso a créditos para trabajar y con blockchain se ha podido crear un puente para conectar regiones económicas complementarias y beneficiar a las partes.

Atani busca traer usabilidad al sistema de criptomonedas creando un agregador de los diferentes exchanges para que la gente pueda hacer trading desde su plataforma, facilitar el análisis técnico y el charting y automatizar el cálculo de impuestos, intentando especialmente que sea una operativa fácil y accesible.

En cuanto a Ripio es una plataforma web y móvil diseñada para aquellos usuarios que desean comprar y almacenar activos digitales fácilmente y uno de los primeros exchanges de criptomonedas en operar en América Latina.

criptoeconomíaCriptomonedasCrypto PlazaCrypto Women WeekcryptocurrencymujeresQuum