Hoy la reputación online es la moneda global4 minutos de lectura

La reputación online es la medida de la opinión que merece la marca en el mundo digital. Valores como actualidad, relevancia, credibilidad, seguridad, honestidad… determinan esa reputación que, en el universo digital, a veces depende no de lo que hagamos o digamos, sino de lo que digan de nosotros. Suplantación de identidad, fugas de información, publicación de informaciones negativas… pueden arruinar la reputación de una empresa o de una persona.

Pero, aunque difícil, es posible defenderse de estos ataques. Ese fue el objeto de la sesión sobre “Actuaciones y soluciones ante una crisis de reputación online”, celebrado este 2 de junio por AUSAPE, la Asociación de Usuarios de SAP en España. El evento contó con la intervención de Josep Coll, abogado especialista en reputación online, CEO y cofundador de RepScan; David Escamilla, comunicador y consultor de comunicación estratégica, y Nacho Santillana, director de Sistemas de Información del Ayuntamiento de Barcelona y coordinador del Grupo de Trabajo de Innovación de AUSAPE, que organizó la sesión.

Para Coll, actualmente “la moneda global es la reputación online”, tanto para personas como para empresas e instituciones. El coste de tener una mala reputación online es incalculable: pueden perderse inversiones de millones de euros por una noticia negativa, e incluso ver muy reducidas las posibilidades de emprender nuevos negocios cuando un proyecto acaba mal. “Un solo contenido puede destrozar tu vida”, sentenció Coll, quien denunció la facilidad con la que se difunden contenidos falsos u ofensivos impunemente.

Por ello, alertó de los peligros de la sobreexposición online, sobre todo en redes sociales. Coll destacó que “las redes sociales son un arma profesional”, por lo que recomendó prescindir de publicaciones políticas, futbolísticas… y apostar por contenidos que aporten valor a nuestra imagen profesional. “Cuando vas a hacer negocios con una persona o empresa, cada vez va a ser más necesario contar con una buena reputación online”, señaló. Escamilla, por su parte, recomendó saber separar lo que exhibimos públicamente y lo que debemos guardar para el ámbito privado.

A la hora de alcanzar un equilibrio entre la sobreexposición y la apatía en redes sociales, Coll recomendó: “Hay que estar en las redes, pero con una exposición medida y calculada, enseñando al mundo tus cualidades”. Esto genera cercanía y empatía entre los posibles socios y empleadores. “No comunicar también es comunicar, y es comunicar cosas no muy positivas: falta de motivación o mínimo esfuerzo”, concluyó Escamilla.

Asimismo, en el coloquio se destacó la importancia de ser proactivo, también en el campo de la reputación digital. Construirse activamente una buena reputación digital permite estar preparado para cuando aparezcan informaciones negativas, recomendó Coll.

Josep Coll defendió el derecho a la reinserción digital y el derecho de las organizaciones a posicionar online el contenido que quieran que la gente vea. A ello habría que sumar el derecho a la integridad de la marca, que incluye la reputación online y el derecho a que la información que se publique sobre ella sea veraz. Escamilla abogó por que el mundo digital vaya asemejándose al mundo físico, donde la difamación tiene consecuencias.

Relacionado con todo ello, Coll explicó cómo su startup RepScan permite a las personas y las empresas controlar su reputación online. Para ello, se centra en cuatro acciones: detectar contenidos negativos, documentarlos, eliminarlos, e inyectar contenido positivo veraz y posicionarlo en buscadores. Gracias a la tecnología, se puede democratizar el acceso a servicios de reputación online, que antes estaban reservados para una élite.

En el turno de preguntas posterior al coloquio, Josep Coll coincidió con Nacho Santillana en que las instituciones públicas también deben potenciar su reputación digital. Concretamente, incidió en el nivel local, donde los ayuntamientos deben ocuparse de que cuando alguien vaya a elegir dónde veranear, mudarse o hacer negocios, encuentre un panorama atractivo de esa localidad en la Red. “El partido de las ventas se juega en la reputación online”, concluyó Coll.

Esta sesión sobre Reputación Online continúa la apuesta del Grupo de Trabajo de Innovación de AUSAPE por ofrecer contenidos relacionados con temas que van más allá de la tecnología. De esta forma, la asociación confía en contribuir a que sus asociados puedan desarrollar nuevas formas de enfrentarse a los desafíos que encaran hoy día las organizaciones.

AUSAPERepScanreputación online