Poner el foco en la ciberseguridad para fidelizar a tus clientes4 minutos de lectura

Todos cerramos la puerta al salir de casa o nos ponemos el cinturón al montar en el coche, sin embargo, en el mundo digital los riesgos que hay que prevenir muchas veces no están tan claros. A nivel corporativo una marca se juega su prestigio en la protección de los datos de sus clientes y eso debe de hacerse tanto dentro de la organización como hacia fuera. Dicho de otro modo, si tú no estás protegido será difícil que quienes tienen que contratar tus servicios sientan que pueden confiar en ti, algo imprescindible de cara a fidelizar y generar visibilidad de negocio.

El contexto digital actual implica que las empresas deban tomarse muy en serio la privacidad y la ciberseguridad en todos los ámbitos de su actividad. Una buena política de protección de datos no solo sirve para proteger la imagen de marca, sino también para garantizar la seguridad de tus clientes.

La ciberseguridad y la privacidad son conceptos muy utilizados desde hace tiempo. Sin embargo, actualmente, necesitan comprenderse mejor que nunca dada su importancia reputacional. Tenerlos en cuenta por parte de todos los miembros del equipo de una empresa resulta clave. Cada uno de ellos debe de ser consciente de que los clientes quieren sentirse protegidos. Apostar por la ciberseguridad es la decisión correcta, ya que beneficia a los consumidores y a la propia marca.

Hoy en día los usuarios quieren decidir sobre el uso que se hace de su información personal. Los resultados de un estudio de la consultora Gartner ponen de manifiesto la apuesta de los consumidores por que las empresas eliminen sus datos cuando ya no los necesiten. También revelan su preocupación por el hecho de que su información se venda o se comparta con terceros. Así, descuidar la protección de datos puede hacer que a largo plazo los clientes opten por cambiar de compañía. El mal uso de su información personal hará que se vayan a otra.

Para proteger esa fidelización es importante tener en cuenta también cómo las medidas de ciberseguridad pueden influir en la opinión de los proveedores. La seguridad interna debe ser una prioridad en los planes estratégicos de las marcas. Según expone la consultora Forrester en un informe, más del 25% de las brechas de seguridad en las empresas están provocadas por terceros. Ojo con ellas porque tienen consecuencias. “Los organismos reguladores te pueden sancionar si no cumples con las leyes de protección de datos”, subraya el informe. Es más, el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea es claro al respecto: puede imponer multas de hasta el 4% de los ingresos de quienes infrinjan las leyes.

Por todo ello, abordar la ciberseguridad es clave para cualquier marca. Desde redk proponemos cuatro aspectos fundamentales a tener en cuenta:

  • Empezar por los empleados para crear una cultura de responsabilidad por los datos de clientes y de capacitación técnica para que todo funcione bien a nivel interno. Así las posibilidades de éxito serán mayores. Los empleados deben compartir los valores de la organización y entender la importancia que se le da a la privacidad y la ciberseguridad.
  • Proteger los procesos. Cuando los equipos de tecnología estén desarrollando los productos y servicios de la marca en cuestión, hay que tener los mecanismos adecaudos para que estos conceptos se apliquen de forma estructurada en los productos y servicios que se entregan.
  • Escoger la tecnología más adecuada. Los CTOs han de establecer marcos digitales que incluyan los conceptos para que las herramientas que se utilicen estén centradas en la gobernanza y seguridad de los datos, la nube y la innovación tecnológica.
  • Establecer un plan estratégico de seguridad. No hay que perder de vista los posibles obstáculos. Hay que asegurarse de que todos los miembros del equipo entienden los mecanismos, objetivos y riesgos que pueden darse para poder anticipar correctamente las situaciones que ponen en riesgo la seguridad de los datos.

Implementar un plan de privacidad sobre los sistemas CRM es algo que muchos de los fabricantes de software incorporan dentro de la oferta cloud. De este modo pueden ayudar a las empresas a reducir costes y la complejidad de esta tarea.

CiberseguridadclientesEugenio Rodríguezfidelizaciónpodcastsredk