Los 5 problemas fundamentales más importantes de los centros de datos y sus soluciones

0 209
Rafael Amorós, Responsable de Negocio de Data Centre e ITaaS en Dimension Data
Rafael Amorós, Responsable de Negocio de Data Centre e ITaaS en Dimension Data

Por Rafael Amorós, Responsable de Negocio de Data Centre e ITaaS en Dimension Data.

El centro de datos continúa su evolución constante: está pasando de ser una megainstalación rebosante de tecnologías dispares difíciles de integrar, mantener y gestionar, a convertirse en un centro de respuestas empresariales mucho más ágil. Si bien los centros de datos presentan oportunidades interesantes para los líderes informáticos, tenemos que ser conscientes de que el viaje hacia un centro de datos de última generación no sucede de la noche a la mañana y, además, puede estar plagado de peligros potenciales.

Siga leyendo para descubrir cómo evitar los cinco problemas fundamentales más comunes relacionados con los centros de datos y cómo acelerar el viaje de transformación de los mismos.

Problema fundamental n.º 1: Mis procesos informáticos no se prestan a contar con una infraestructura de centro de datos que se encuentre tanto en las instalaciones como basada en la nube.

Los procesos informáticos existentes plantean un obstáculo significativo para muchas empresas que desean aprovechar las tecnologías de transformación. Esto se debe a que los requisitos de los procesos cambian significativamente cuando se decide tomar este camino.

Frank Casey, Director del Grupo Dimension Data, Servicios Gestionados para centros de datos, explica: “Hoy en día, en plena era tecnológica, aún existen muchas empresas que no han definido los procesos o no han documentado los procedimientos operativos estándar para la infraestructura existente. ¿Cuál es el proceso que debe seguirse cuando se tienen que desconectar los sistemas y volver a activarlos en caso de, por ejemplo, una prueba o, peor aún, un desastre? Si no se cuenta con este nivel de comprensión y de detalle, es muy difícil automatizar procesos específicos y reducir el nivel de esfuerzo humano necesario para ejecutar las operaciones. A su vez, esto disminuye la capacidad de aprovechar tecnologías como la virtualización y, por supuesto, la nube, que se basa en el concepto de autoservicio”.

¿Construir o comprar?

Casey explica que, para superar este desafío, las organizaciones optan cada vez más por contratar los servicios de nube y servicios gestionados, ya que esto les permite tener acceso a una automatización “integrada”. “Estos proveedores ya han hecho la inversión necesaria en los marcos y los procedimientos de operaciones estándar, y aplican procesos certificados por el sector, por lo que consiguen altos niveles de automatización”, explica. “Al utilizar sus servicios, puede beneficiarse de esta automatización sin tener que llevar a cabo la misma inversión de tiempo, dinero y recursos. Además, usted solo paga por los servicios que utiliza, cuando los utiliza, y no tiene que preocuparse por la calidad de servicio de la red”. A la hora de seleccionar un socio tecnológico, Casey opina que conviene optar por uno que también ofrezca servicios de consultoría y de integración de sistemas. “Como parte de este proceso, la mayoría de las empresas necesitan orientación sobre qué cargas de trabajo son las candidatas ideales para la virtualización o para trasladarse a la nube en un principio, y cuáles deben permanecer en las instalaciones”.

Problema fundamental n.º 2: La tecnología avanza tan rápido que no puedo seguir el ritmo.

Existe un flujo constante de tecnologías innovadoras y transformadoras que entra continuamente en el mercado, pero no siempre es tan sencillo sacarles partido. “Muchos líderes informáticos no están en condiciones de aprovechar las nuevas tecnologías relacionadas con el centro de datos debido a los cambios en los procesos y otras inversiones necesarias que deben llevarse a cabo para prestar apoyo a los mismos”, asegura Kevin Leahy, Director General de centros de datos del Grupo Dimension Data. “A menudo, los proveedores lanzan nuevas tecnologías que supuestamente funcionan inmediatamente, sin necesidad de complejas configuraciones; sin embargo, muchas organizaciones carecen de las habilidades necesarias para aprovechar todo lo que estas ofrecen”.

Jugar a ponerse al día

“El resultado de todo esto es que el tiempo de creación de valor es demasiado largo. Para cuando una organización ha invertido el tiempo y los recursos necesarios para la actualización de sus procesos, ha implementado la tecnología en un entorno de pruebas, ha resuelto los posibles problemas que pueden aparecer y, finalmente, aplica todo el proceso a la producción, pueden haber pasado meses o incluso años. Mientras tanto, la tecnología ha seguido avanzando a buen ritmo, y la organización se da cuenta de que ya ha vuelto a quedarse atrás”. Por todas estas razones, muchas empresas recurren a un proveedor de servicios gestionados que:

  • Ya haya invertido en las herramientas y tecnologías de automatización pertinentes y que actualice periódicamente su funcionalidad.
  • Cuente con la arquitectura y los procesos diseñados para prestar apoyo a una infraestructura moderna y a las tendencias emergentes, y que también cuente con tecnologías más tradicionales.
  • Pueda trabajar con ellas para determinar cómo aprovechar al máximo las nuevas tecnologías e integrarlas con la infraestructura existente.

“Este tipo de socios tecnológicos son los que pueden ayudarnos a mirar más allá de la propia tecnología y a centrarnos en los resultados que deseamos conseguir como negocio”, añade Leahy.

Problema fundamental n.º 3: Las normas de cumplimiento de datos interfieren con mis planes de Big Data.

Cada vez más, las empresas necesitan convertir los datos en una herramienta estratégica. Para ello, tienen que obtenerlos de varias fuentes, analizarlos y moverlos tanto a nivel geográfico como entre diferentes tipos de almacenamiento, en función de su importancia y utilidad en un momento determinado. “Por desgracia”, explica Leahy, “los procesos existentes de la mayoría de las organizaciones no se diseñaron con esto en mente. Se crearon para su utilización en las bases de datos tradicionales, y no con grandes volúmenes de información de diferentes tipos procedentes de diversas fuentes. El reto para las empresas de hoy en día es encontrar la manera de obtener valor a partir de sus datos sin comprometer las regulaciones de cumplimiento en relación con dónde y cómo van a almacenarse los diferentes tipos de datos… y evitar que los costes se les vayan de las manos”.

Ejercicio de equilibrio

La automatización basada en políticas es un elemento fundamental para lograr un equilibrio entre Big Data y el cumplimiento. Esto se debe a que todo aquello que implica intervención humana y manual va a resultar, en última instancia, en incumplimiento, ya que en algún momento se cometerán errores humanos. Pero, ¿cómo se consigue este equilibrio, dadas todas las nuevas fuentes de datos que se deben gestionar?

Una opción es externalizar el cumplimiento operativo a un proveedor que sea competente en la gestión de este tipo de actividades a escala, en todas las industrias y áreas geográficas. Este enfoque es particularmente eficaz para la recuperación ante desastres y la continuidad empresarial. Al contratar a un proveedor para que ofrezca sus servicios de recuperación ante desastres, usted elimina la necesidad de construir y gestionar sus propias instalaciones secundarias. Además, los centros de datos de estos proveedores normalmente serán mucho más fiables y automatizados que los que usted pueda construir y operar.

Problema fundamental n.º 4: No sé si realmente quiero poseer (o gestionar) mi propio centro de datos.

Poseer y operar su propio centro de datos puede resultar costoso. Si cuenta con un presupuesto ajustado, descubrirá que, una vez haya hecho las inversiones necesarias en la infraestructura que ejecuta las aplicaciones en el centro de datos, quedará poco para invertir en el mantenimiento de la instalación. Algunas empresas externalizan la gestión de las instalaciones a terceros; sin embargo, a menudo los resultados son poco satisfactorios.

La clave está en compartir

Teniendo en cuenta estas cuestiones, así como el creciente coste de los bienes inmuebles, la energía y los recursos humanos, puede que la posibilidad de mover una parte o la totalidad del centro de datos a unas instalaciones compartidas resulte atractiva. A menudo, estas consideraciones se plantean debido a un acontecimiento convincente, como una capacidad de potencia limitada o una disminución del espacio disponible. Las ventajas de la llamada coubicación son, de hecho, convincentes, e incluyen:

  • Conectividad de red excelente; costes de energía más bajos.
  • Servicios proporcionados de manera centralizada a cualquier ubicación.
  • Mantenimiento y gestión completos de la instalación.
  • Recursos in situ cualificados disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana.

Problema fundamental n.º 5: No me dedico a la informática; necesito centrarme en mi negocio.

El deseo de invertir menos tiempo y dinero en los procesos informáticos y más en las aplicaciones principales de la empresa es un problema fundamental común entre los líderes informáticos. Los servicios gestionados pueden suponer un remedio. Por lo general, los proveedores de servicios gestionados:

  • Han invertido significativamente en sus instalaciones durante un largo período de tiempo.
  • Han implementado las prácticas recomendadas y los estándares del sector, lo que proporciona altos niveles de automatización, de modo que usted no tiene que invertir en desarrollar los suyos propios.

Una vez tenga implementados procesos altamente automatizados, puede dedicar menos tiempo a centrarse en la tecnología en sí y, en consecuencia, puede centrarse mucho más en encontrar formas de alinear sus TI con el negocio. Un proveedor de servicios gestionados también se encarga de la tediosa tarea de encontrar, contratar y retener a los buenos técnicos, tan escasos hoy en día. Por lo tanto, no es solo cuestión de pensar “¿Qué es lo que no quiero hacer más?”, sino que también se debe considerar qué actividades de mayor valor se podrían realizar en su lugar.

Estrategia de salida

El miedo a verse “encadenado” por un contrato y a perder el control sobre la arquitectura hace que algunos líderes informáticos duden en emprender este camino. Leahy explica: “Las ventajas a largo plazo que este enfoque promete a menudo se ven anuladas por la preocupación de las empresas por la incapacidad de finalizar un contrato que piensan que ya no les sirve como debería. Aquí es donde entra en juego el valor de la estandarización, especialmente cuando se está pensando en adquirir servicios en la nube”. Leahy aconseja buscar un socio tecnológico que:

  • Implemente estándares abiertos.
  • Haya construido su plataforma de nube en la misma arquitectura y con las mismas tecnologías de nivel empresarial que residen en su propio centro de datos.

También podría gustarte

Sin comentarios

Deja tu comentario sobre esta noticia