España cae dos puestos en el Ranking Global de Políticas de Cloud Computing

España cae dos puestos en el Ranking Global de Políticas de Cloud Computing
6 107
España cae dos puestos en el Ranking Global de Políticas de Cloud Computing
España cae dos puestos en el Ranking Global de Políticas de Cloud Computing

El primer informe de seguimiento de los cambios en la política global de cloud sitúa a la cabeza a Japón, Australia y Estados Unidos.

En un primer análisis del cambiante panorama político internacional sobre el cloud computing, un nuevo estudio clasifica a España en la 11ª posición de las 24 economías líderes de TI, una muestra de retroceso desde su 9º puesto de partida sólo un año antes.

BSA Software Alliance evalúa las leyes y reglamentos nacionales en siete ámbitos de actuación fundamentales para el desarrollo de un mercado globalmente integrado en la nube. Los resultados dados a conocer hoy en el 2013 BSA Global Cloud Computing Scorecard dan continuidad a la primera edición del estudio, publicada a principios de 2012.

“Es desalentador que España no haya alcanzado más progresos en la adopción de políticas que favorezcan la innovación en la nube. Nuestro país es uno de los tres únicos cuya puntuación ha caído en el Scorecard 2013 “, señala Juan Luis Ramos, portavoz de BSA en España. “Las políticas de cada país afectan al mercado global de cloud. Es imprescindible para España centrarse en la mejora de la privacidad de datos, la seguridad y la protección de la Propiedad intelectual, especialmente en materia de responsabilidad proveedores de Internet, con el fin de mejorar su situación y ayudar al crecimiento de la nube global”.

“No obstante, hay aspectos positivos que destacar. España tiene al día la legislación relativa a delitos cibernéticos y ha ratificado el Convenio sobre Cibercrimen. España también tiene una legislación específica sobre el comercio electrónico y la firma electrónica, y los proveedores de Internet están libres de cualquier filtración de Internet o censura. Además, nuestro país es un participante muy activo en los foros internacionales y apoya el desarrollo de normas internacionales y la interoperabilidad”, añade Juan Luis Ramos.

El movimiento más significativo del Scorecard ha sido el quinto clasificado Singapur, que ha escalado cinco posiciones después de la adopción de una nueva ley de privacidad que ha reforzado la confianza del usuario al tiempo que ha promovido la innovación empresarial. El estudio revela que Japón continúa liderando el ranking mundial con un conjunto completo de leyes que apoyan el comercio digital. Australia se mantiene en el segundo lugar, y EE.UU. ha subido al tercer puesto este año, desplazando a Alemania al cuarto lugar en el ranking.

El estudio revela que las mejoras de la política de la nube se han estancado en muchos de los mayores mercados mundiales de IT. Cabe destacar también que los seis países de la Unión Europea incluidos en el estudio han perdido terreno en la clasificación. Otros están totalmente desconectados del mercado global – especialmente con políticas contraproducentes en Corea, Indonesia y Vietnam.

“Estamos observando un progreso desigual en el panorama político del cloud computing”, apunta Robert Holleyman, Presidente y CEO de BSA. “El conflicto entre las normas de privacidad y seguridad dificulta el flujo de datos a través de las fronteras, y muchos países están destrozando la nube ellos mismos. Esto socava las economías de escala que beneficiarían a todos”.

Para obtener el máximo provecho de la computación en nube, BSA aboga por un proyecto político que abarca cada una de las siete áreas en el estudio – privacidad de los datos, ciberseguridad, cibercrimen, propiedad intelectual, interoperabilidad de la tecnología y armonización legal, libre comercio e infraestructura de TI.

Concretamente, BSA recomienda que las autoridades adopten las siguientes medidas:

  1. Asegurar la privacidad: Los usuarios deben confiar en que su información será tratada con cuidado, y los proveedores deben tener libertad para mover datos de manera eficiente en la nube.
  2. Promover la seguridad: La gestión efectiva de los riesgos requiere flexibilidad para implementar soluciones de seguridad vanguardistas.
  3. Combatir el cibercrimen: La aplicación de la ley y los proveedores de la nube necesitan por igual mecanismos legales efectivos para combatir el acceso ilegal a los datos.
  4. Protección IP: Las leyes deben ofrecer una protección clara y su aplicación contra la infracción de las innovaciones subyacentes a la nube.
  5. Asegurar la portabilidad de datos y la armonización de las normas mundiales: Los gobiernos deben trabajar con la industria para desarrollar estándares que faciliten los flujos de datos y reduzcan al mínimo el conflicto de obligaciones legales.
  6. Promover el libre comercio: Eliminar las barreras como las preferencias por determinados productos o proveedores de servicios.
  7. Reforzar la infraestructura de TI: Proporcionar incentivos para la inversión en banda ancha y promover el acceso universal.

El estudio completo con el ranking de los 24 países, incluyendo los resultados detallados de España, están disponibles en www.bsa.org/cloudscorecard.

También podría gustarte

6 Comentarios

Deja tu comentario sobre esta noticia