España es el país que más ha crecido en pago contactless (+10%) en el continente europeo

4 657

Una vez superada la fase más dura de la Covid-19, se consolida la tendencia de convivencia entre distintos medios de pago iniciada en 2020, que son empleados por los consumidores en función de sus preferencias y las alternativas ofrecidas. En este contexto, aunque se recupera el uso del efectivo, la tarjeta conserva su protagonismo mientras sigue aumentando el porcentaje de la población que utiliza medios de pago digitales alternativos, especialmente a través del móvil.

Según el XI Informe de Tendencias de Medios de Pago, que acaba de presentar Minsait Payments, la filial de medios de pago de Minsait, la pandemia sigue impulsando la adopción del pago sin contacto con tarjeta en España. Nuestro país se sitúa a la cabeza en esta modalidad en Europa, solo superado por Reino Unido, una opción que es elegida por casi 9 de cada 10 españoles para realizar sus pagos en los terminales de puntos de venta físicos. Además, España es también el país que ha experimentado el mayor crecimiento en el uso de las tarjetas contactless en el continente, un 10% con relación a 2020.

La tarjeta continúa ganando terreno entre los diversos medios de pago utilizados por la población bancarizada en España, que destaca como principales ventajas su rapidez, facilidad de uso y comodidad frente al efectivo. Los consumidores españoles declaran haber utilizado hasta tres medios de pago diferentes, siendo la tarjeta el medio de pago preferido para el 74% de la población, tanto en comercio físico como en compras on-line.

España es, además, el país de Europa en el que más bancarizados declaran haber usado el efectivo en el último mes (85%), siendo su empleo más habitual en unos puntos de venta que otros. El 45% de los españoles opta por el efectivo en pequeños y medianos comercios, seguido de cerca por los bares y restaurantes (36%) y el transporte público (31%).

El Informe de Minsait Payments ha sido realizado con la colaboración de Analistas Financieros Internacionales (AFI) y ha incluido las opiniones de 225 directivos y expertos del sector, así como las recogidas en las 4.800 entrevistas realizadas a la población bancarizada de España, Italia, Portugal, Reino Unido y Latinoamérica.

Los expertos entrevistados confirman la tendencia al uso simultáneo de varios medios de pago sin que exista previsión de abandonar ninguno a corto plazo. De cara a 2030, 1 de cada 3 apunta a un empate técnico entre las tarjetas de pago y los pagos desde cuenta, mientras el dinero en efectivo se sitúa en la tercera posición del ranking y solo uno de cada siete entrevistados lo ve como medio de pago de uso mayoritario en 2030.

Por otro lado, se mantiene estable durante el último año la tenencia de tarjetas de crédito en España frente a la caída experimentada en otros países como Reino Unido y Portugal. También sigue destacando el liderazgo de nuestro país en frecuencia de uso para retiradas de dinero de cajeros automáticos y en la opción de pago a fin de mes, que es elegida por siete de cada diez españoles.

En cuanto a la modalidad de débito, cabe destacar que sigue siendo la gran protagonista en términos de equipamiento de la población. Se mantienen porcentajes similares en todos los países, siempre por encima del 85%, y en el caso concreto de España se sitúa en el 90% de la población bancarizada.

Auge de los pagos a través del móvil

La utilización del móvil para envío de dinero, pagos en comercios físicos y compras online se dispara en todos los países. El hecho de que el usuario sea cada vez más móvil indica que este dispositivo sigue su evolución para convertirse en la cartera, el instrumento de pago y el canal desde el que se realizarán las compras.

En España, continúa aumentando el uso de las apps de pago entre particulares, con Bizum a la cabeza, que ya son empleadas por el 57% de la población bancarizada, especialmente para el envío de dinero a amigos, familiares o conocidos, siendo el país donde esta operación es más frecuente (82%).

Además, los españoles que pagan con dispositivo móvil se decantan mayoritariamente (66%) por la modalidad de pago NFC, basada en el intercambio de datos de forma inalámbrica, frente a otras opciones como el QR o el pago directamente desde la app (inApp).

El uso del Smartphone para compras en e-commerce también sigue creciendo en España, donde 6 de cada 10 españoles declara utilizarlo, aunque por debajo de otros países de Europa y Latinoamérica. A ello se suma el incremento de la frecuencia en compras online, que son realizadas al menos una vez al mes por el 56% de los españoles, pero todavía lejos del 69% de Reino Unido.

España es, asimismo, el país con mayor población que usa el doble factor de autenticación para compras online, una modalidad que el 76% de los encuestados estima muy adecuada para garantizar la seguridad. Cabe destacar que 8 de cada 10 españoles prefiere como segundo factor de autenticación la opción de abrir la app e introducir la huella, que es el servicio que produce menores incidencias a nivel global, sin embargo, siete de cada diez afirma recurrir en la práctica a la validación mediante contraseña y código SMS.

Por otro lado, España se convierte en el segundo país de Europa (por detrás del Reino Unido) en conocimiento y uso del sistema BPLN (Buy now, pay later), una nueva fórmula de pago que permite comprar a plazos desde el móvil. En esta línea, 4 de cada 10 españoles afirma conocer este medio de pago y 3 de cada 10 declara haberlo utilizado.

Otra importante tendencia que desvela el informe de Minsait Payments es el creciente protagonismo de los nuevos proveedores de servicios de pago en todos los países, aunque el banco sigue siendo la entidad con la que más se opera en términos financieros, especialmente en Europa, donde se estanca el fenómeno de la multibancarización.

En esta línea, los bancos siguen siendo los proveedores de pago preferidos para el 89% de los españoles. Sin sin embargo, son cada vez más numerosos los consumidores que tienen contratado algún tipo de producto o servicio financiero con comercios físicos (37%), empresas de telecomunicaciones (32%), plataformas de comercio electrónico (32%), grandes tecnológicas (20%) o neobancos (18%).

No obstante, en España, al igual que ocurre en el resto de los países europeos, es aún baja la confianza que despiertan en general los nuevos proveedores de servicios de ámbito financiero.

Noticias Relacionadas
4 Comentarios
  1. ProsiNet (@prosinet) dice

    España es el país que más ha crecido en pago contactless (+10%) en el continente europeo https://t.co/54JrL6JBI8

  2. España es el país que más ha crecido en pago contactless (+10%) en el continente europeo https://t.co/CRl6pEvRWJ https://t.co/ghi9pZ7dJ7

  3. Jairo Iglesias (@Jairo_Church) dice

    España es el país que más ha crecido en pago contactless (+10%) en el continente europeo https://t.co/q74kvcFf1d https://t.co/I2B4CpgBcl

  4. Lyra IT (@Lyra_IT) dice

    España es el país que más ha crecido en pago contactless (+10%) en el continente europeo https://t.co/V6YkZ02r52 https://t.co/Gf2ECQvu39

Deja tu comentario sobre esta noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.