El cloud computing en la base de la educación virtual del futuro

El cloud computing en la base de la educación virtual del futuro

El cloud computing en la base de la educación virtual del futuro

Acens Cloudstage, el encuentro mensual que reúne a expertos tecnólogos para debatir sobre la temática cloud, abordó en su decimoquinta edición el tema “Cloud y e-learning”. La penetración de internet y nuevos dispositivos, junto con nuevas tecnologías como la nube que permiten el almacenamiento ilimitado, garantizan las previsiones de crecimiento de la educación online. La tecnología cloud permite llevar la formación allí y cuando el usuario lo necesite.

En esta ocasión, acens Cloudstage (#cloudstage), contó con la participación de Francisco Blanco, vicerrector de Información y Comunicación de URJC (URJC) y coordinador de viveros de emprendedores, que insistió en las posibilidades de la nube en materia de educación al permitir ofrecer la educación adaptada a la fase de aprendizaje de cada alumno, así como la mejor gestión del tiempo del docente. Para Blanco, “gracias a la nube podemos tener un entorno de aprendizaje más personalizado y seguimiento de todo lo que va realizando el alumno. Permite una enseñanza personalizada y poder exigirle al alumno en función de su esfuerzo”.

Hace unos años los resultados de la educación a distancia y gratuita se ponían en duda. Hoy, centros de enseñanza superior como el MIT y universidades como Princeton, Harvard o Stanford cuentan con plataformas de cursos online gratuitos en la nube. “La mayor ventaja probablemente es que se acortan los tiempos de aprendizaje del alumno”, afirmó Blanco.

El uso de la nube en los métodos de aprendizaje incide directamente en la estructura de costes, pudiendo el e-learning reducir hasta en un 80% los costes de formación. El e-learning supondrá una facturación mundial de 100.000 millones de euros en el 2015. Este tipo de formación supone en España un 33% del total de formación. La formación online en España aunque lejos del ansiado 50% de EEUU supera el 24% de la media europea y se aproxima al 37% de Luxemburgo, que es líder europeo.

En conclusión, la tecnología en la nube ha permitido varios cambios radicales en el modelo educativo:

  1. Mejora la eficiencia en el uso del tiempo por el profesor. Pocos profesores pueden gestionar muchos más alumnos.
  2. El coste de la enseñanza se reduce. Con la creación de contenido online (blogs, apps, redes sociales corporativas, etc.) se producen ahorros de tiempo e impresión de materiales innecesarios (circulares, notas, boletines etc.).
  3. Promueve la innovación. La incorporación de nuevos contenidos es más rápida.
  4. Mejora la comunicación entre los profesores y padres en los centros de enseñanza. La nube facilita una forma de comunicación más dinámica e interactiva.
  5. Mejora la experiencia de aprendizaje del alumno. Es posible adaptar la enseñanza a cada alumno. El análisis del seguimiento del alumno es continuo y permite dar los contenidos adecuados a cada alumno en función de su nivel de aprendizaje y necesidad.
  6. Permite la cooperación entre docentes y alumnos, mejorando los contenidos.
  7. La demanda de formación e-learning, a través de dispositivos móviles está creciendo como resultado de la mejora de dispositivos.
  8. El objetivo de los cursos online gratuitos no se limita a la adquisición de conocimientos sino que busca generar habilidades para la vida laboral.
  9. El concepto “horario” es suplantado por “objetivo”. La nube permite aprender conforme a los horarios y rapidez de cada cual.
  10. La educación se convierte en un proceso vital permanente, posible al poder acceder a contenidos en cualquier momento y lugar.

(3196 visitas)